Nur es un proyecto que nació en el seno de una empresa familiar con 35 años de experiencia en el mundo de las compresas. La voluntad de innovación y de concienciación hacia el medio ambiente es lo que ha permitido la creación de este producto.

Esta búsqueda no ha sido solamente externa, sino que se ha basado en un proceso, a menudo menos visible pero no por esto poco importante, de conocimiento interno. Nuestro nuevo reto era crear una compresa totalmente natural y que respetara el medio ambiente. Que empleara materias primas plenamente funcionales, pero respetuosas con la propia salud. Después de muchas pruebas con el grupo de I+D en colaboración con nuestros laboratorios, pudimos lanzar el nuevo producto. Una de las cosas que nos preocupaba más es la transparencia, o sea, que todas las usuarias pudieran saber exactamente todos los ingredientes que componen el producto que consumen.

Podemos decir muy contentas que todos los materiales que utilizamos son ecológicos y compostables.

Nuestra filosofía

NUR es un proyecto hecho por mujeres y para mujeres.

Aunamos en él nuestros caminos personales, distintas experiencias y maneras de ver el mundo, múltiples fuerzas creativas, nutricias y cooperativas que son, en su diversidad, genuinamente femeninas. Nur resulta de reconocer quiénes somos, qué queremos hacer, porqué y para quién trabajamos.

NUR es un concepto transformador

Nuestra empresa “madre”, Mapelsa, elabora productos de higiene femenina desde 1982. Su saber hacer es un respaldo inestimable, y su plasticidad, la clave que ha permitido, en el desarrollo del proyecto, revisar por completo el entorno empresarial bajo un nuevo enfoque. Nur presenta un gran reto productivo y comercial, que abordamos variando el orden tradicional de prioridades. Sin negligir consideraciones de mercado o de consecución de beneficio, estas deben ceder ante las señas de identidad que debe reunir nuestro trabajo.

La energía de la mujer es nutridora y global, cuida todos los aspectos, desde la relación íntima con uno mismo al ambiente laboral, las decisiones se toman en base a unos valores que van mucho más allá de lo puramente comercial, parten del respeto profundo hacia la naturaleza, tanto la nuestra como de la Tierra, alcanzando una conexión sin duda necesaria y diferente, imprescindible para el nuevo proyecto.

“Conectar con nuestro ciclo es conectar con el poder natural de la mujer”

El producto pretende además dar un nuevo enfoque a la menstruación, entenderla cómo un proceso natural, en el cual se brinda un espacio a la mujer para profundizar en el propio ser; abandonar la visión social de la regla como algo sucio o que hay que ocultar y entenderla como lo que es realmente, una parte del ciclo que nos conecta con la Tierra y que nos ofrece una perspectiva más global e intuitiva, una serenidad que debemos aprender a promover. La observación del propio ser y de la naturaleza de la mujer es la mejor vía para entenderse, nuestra intención es recuperar la sabiduría interna que nos permite actuar de acuerdo con lo que sentimos y necesitamos, es decir, respetarnos y recuperar el poder del ciclo.